Cantando bajo la lluvia

Cantando bajo la lluvia

Una buena costumbre más:

Canta en la ducha. Al cantar se respira más y se aumenta el nivel de energía. En lugar de cantar arias difíciles dedícate a las melodías fáciles.

Es cierto que unos de los paradigmas de la felicidad es el canto en la ducha, yo a veces lo practicaba y realmente hace tiempo que no lo hago, quizás en la época en la que vivía solo era más fácil, ¿era más feliz entonces?, creo que más que nada quería serlo de una manera forzada.

En todo caso voy a dar una serie de instrucciones y consejos para cantar en la ducha como Dios manda.

  1. A ser posible, previamente engordar unos 10 o 20 kilos, la imagen universal de un hombre cantando en la ducha es la un señor gordo y osito, los metrosexuales no cantan en la ducha.
  2. Elegir cualquier canción sencilla menos el chiki chiki, por varias razones:
  • Uno, por que al hacer “dos, el maiquellason” te puedes resbalar en el piso mojado de la ducha y romper un azulejo en plan cabezazo Zidane.
  • Dos, por que al hacer “tres, el briquindens” hay que tener mucho cuidado de no pegar manotazos a las estanterías con el champú, jabones y piedras pómez.
  • Tres el robocó!!
  1. Si para hacer playback pones la radio debajo de la ducha, be careful, si sientes un fuerte cosquilleo por todo el cuerpo, no es que te estés llenando de una fuerte energía matutina, es que ¡te estás electrocutando!, en este caso en lugar de cantar, no entones, chilla con todas tus fuerzas pidiendo ayuda.
  2. Si al salir de la ducha te dicen que cantas como una almeja, no es que cantes mal, es que has utilizado poco jabón, menos agua y te has olvidado de ponerte desodorante.

Venga a dar el cante!

Anuncios