Estadio del Real Madrid CF

Estadio del Real Madrid CF

Leo en el mundo que el presidente del Madrid el día de su presentación, soltó como quien no quiere la cosa… “El mundo nos espera“.

Antes de nada, comentar que soy seguidor del Barça, o sea del “otro lado de la fuerza”, aunque ceno todos los días que pierde un partido, por otro lado, considero que Florentino Perez és de lo más presentable dentro del terrible mundo de los dirigentes futbolísticos españoles, pero del regreso del zar blanco hay varios puntos que me inquietan.

“El mundo nos espera”. Siento contradecir tan alta cita pero el mundo es como el tren, no espera, y no solo eso, sino que mientras no estaba Florentino siguió como si nada. Yo minúscula parte del mundo, también he podido seguir sin esperar su regreso. Es de entender que un acto de tan poco calibre dentro del devenir de las cosas, como es el regreso de un ex presidente, ojo no de Estados Unidos, ex presidente de un club de fútbol, necesite de una gran frase, algo a la altura del evento “El mundo nos espera”. Lo dudo pero es posible que parte de los testigos, los periodistas deportivos, hayan sentido vergüenza ajena, cosas más raras se han dado.

Es habitual que en el mundo del fútbol solo entren ególatras de magnitudes galácticas, personajes que poseen una soberbia merecedora de una “champions”, y que aburridos y hastiados de tanto triunfar en los negocios, de tanto poder poco publicitado, necesitan exhibirse cual cesares ante in pueblo que los vitoree y aclame. De todas maneras este es el menos malo de los casos, existen también los mediocres que necesitan los palcos de fútbol simplemente para hacer negocios.

Declaró Florentino en tan señalado acto, se gastará, ojo, como si el lo pagase de su bolsillo, 300 millones de euros en fichajes, la misma cantidad que ahora mismo el club adeuda a los bancos. El Madrid debe ser la única empresa a la que los bancos prestan dinero, teniendo en cuenta que empresas mucho mejor saneadas deben cerrar por falta de ayuda financiera, que alguien pueda fanfarronear de estas cantidades es un termómetro del país en el que vivimos, alguien debería aconsejar a Florentino que no haga públicos estos números, siempre habrá dinero para entretenernos y que no la liemos, pero no hace falta que sea tan evidente.

Florentino Perez a pesar de su aureola infalible consiguió 2 ligas y un “champios” en 6 años. Unos números mediocres para un club como el Real Madrid. La prensa deportiva tiene el gran mérito de vender diarios y generar noticias hasta cuando no las hay, que es el 80% del tiempo. Siempre hay algo que comentar, una exclusiva, una declaración que merece una portada, una gesta épica de héroes de medio pelo, de esforzados y creídos trabajadores multimillonarios. Ahora los mismos que hicieron dimitir a Florentino Pérez acusándolo de déspota, se han aplicado la oportuna amnesia para vender como nuevo lo viejo y así hacer realidad lo que realmente importa, que todo empiece de nuevo y que la cuenta de resultados del medio que les paga se mantenga o crezca. No hay más épica que esta, mantener el puesto de trabajo, entendible por supuesto, pero ¿Es necesario vestirlo de tanta grandilocuencia?

Segundas partes nunca fueron buenas, y Florentino volverá a probar la única propuesta que al pueblo se le permite sin carga policial, los gritos de “dimisión, dimisión” en un campo de fútbol.

Anuncios