quesos

quesos

Si disponéis de un trozo de queso que la se ha quedado seco, he aquí un método de convertirlo en un bocado delicioso.

  • Poned el queso en un tarro, preferiblemente de cristal.
  • Llenadlo de aceite, preferiblemente de oliva.
  • Poned unos granos de pimienta.
  • Opcionalmente, un poco de bicho, guindilla o cayena y hierbas aromáticas.

Al cabo de 20 días “Bocato di cardinale”, a propósito, que vida debían llevar los cardenales para que esta frase haya perdurado en el tiempo.

Anuncios