Michael Jackson desde hasta

Michael Jackson desde hasta

En el último post transcribi una canción de Silvio Rodiguez sobre la incerteza del día y de todo lo que se mueve y que de manera secreta nos arrastra hacia donde no pensábamos llegar hoy. Ayer en principio un día como otro cualquiera, leí en el http://www.elpais.com, Michael Jackson hospitalizado, cliqué más que nada por curiosidad y al entrar en la noticia el titular cambió a Michael Jackson ha muerto…

Como tantos otros tengo sensaciones contrapuestas con Jackson, admiración, repulsión, pena, compasión, repugnancia. Por lo tanto estamos hablando de un hombre, alguien con diferentes caras, diferentes frentes, distintos hombres dentro de si. Soy de la generación en la que Thriller fue un bombazo, recuerdo que esperamos la emisión del vídeo en televisión con ansiedad y realmente no me decepcionó viví ese momento con los ojos abiertos a todo lo que daban. Ver ese famoso vídeo, me traslada y creo que a muchos más a otra época donde aun era posible el asombro, donde aún eramos susceptibles de ser asombrados. Thriller es también el nombre del álbum más vendido en la historia de la música lo que no es de extrañas si se tienen en cuenta que en el se encuentran canciones como Billie Jean o Beat it.

He compartido con Michael Jackson 40 años, he vivido en su mismo tiempo durante 40 años y a pesar de la lejania vivimos en una época en la que otros seres distantes de alguna manera nos acompañan mientras crecemos, nos admiramos con ellos, nos decepcionamos, les perdonamos, todo de manera virtual pero si cuando su muerte nos remueve algo nunca fueron tan lejanos.

Su forma de actuar fuera del escenario consiguió que dejara de ser un músico para convertirse en una especie de ser contrapuesto a lo que debía ser un adulto, un ser de feria macabra que se asomaba a la televisión para que todos viéramos que ser rico y famoso no era ser feliz, que nosotros eramos mejores que el. Yo fui creciendo pero Jackson no, se quedó en 20 años, unos 2o años muy poco juveniles, Jackson fue una especie de ser mitológico griego en el siglo XX, una concentración de neurosis, de su vida se podría hacer el relato de todo lo divino y perverso del fuerte y del débil, del genio y del estúpido.

Como artista creo que inventó lo que es el gran concierto moderno, el convirtió un concierto en un espectáculo mayúsculo en una actuación donde la música tenia que compartir su espacio con las coreografías imposibles, sobre actuadas, poco creíbles pero impecables como espectáculo, los conciertos de Michael Jackson eran genuinos, autenticos. Jackson era un genio musical, supero en cierta manera a su referente James Brown, un ser que en otros sentido estaba en sus antípodas, pero al igual que Brown era un obseso de su profesión un perfeccionista y un hombre con un don, quizás un único don el de generar música no solo con la voz y los instrumento si no con su cuerpo. Jackson era como un pez en el escenario, fuera de el se ahogaba y perdía toda la gracia que tenia en su medio.

Yo también soy un obsesivo, alucinado como estaba con el moonwalker lo primero que hice cuando conseguí un vídeo de Michael Jackson fue repetir y repetir a cámara lenta su famosísimo paso de baile, lo repetí semanas hasta hacerlo sin pensar y conseguir vacilar en las discotecas con el, la gente que me veía alucinaba con esa mini imitación de Michael Jackson y supongo que al igual que yo con Jackson tenia hacia mi un sentimiento de admiración y de pena.

Ver a ese niño superdotado cantar y bailar produce una sensación ambivalente, por un lado de admiración y asombro como un niño puede tener esa capacidad rítmica, esa forma de llegar al público que no puede ser ni aprendida ni transmitida, por otro lado era un niño que trabajaba en lo que le gustaba pero al fin trabajaba, algo incompatible con ser niño.

De ese niño a thriller pasaron muchas cosas pero la más importante es que los hermanos y los padres ya no estaban, Michael se convirtió en el nuevo Michael Jackson una especie de pigmalion de el mismo, a partir de ahí el cincel se descontroló y cada nuevo golpe de cincel era dejar atrás el hombre y dar a luz a la caricatura al clown. El camino hacia el disdibujamiento, el descrédito y la repulsión fue cada vez más evidente y el brillo del rey era ya el del dueño de un imperio derrotado y al fin crepúsculo de los dioses.

Al fin la muerte deja 3 huerfanos que quizas ya lo fueron en vida de su padre, deja una imagen menos brillante del rey del pop, pero salvada por la campana. La muerte ha venido al rescate de Michael Jakson para que la vejez que esquivaba no le haya llegado a alcanzar y le ha empujado ha entrar por la puerta de las leyendas de los seres que recordaremos jóvenes. Murio el hombre y el monstruo no es casual que el tubiera en su casa el esqueleto de otro mostruo del espectáculo, el hombre elefante.

Anuncios