Los chunguitos, que suerte que la moda evolucione

Los chunguitos, que suerte que la moda evolucione

La música y la cultura juvenil han ido de la mano desde que el salto generacional ha sido cada vez más grande, en escritos babilónicos de hace 4000 años ya se encuentra inscripciones del tipo “Donde vamos a ir a parar con una juventud que ya no respeta nada”, aun así el tipo de vida de padres e hijos no se diferenciaba sustancialmente, los cambios sociales eran mucho mas lentos que en nuestra época. El verdadero salto generacional se dio en Estados Unidos en los años 50. Los hijos de la segunda guerra mundial, tenían coches, tiempo libre y una vida más sencilla que tuvieron sus padres por lo que empezaron a vivir en un mundo apartado de la tradición paterna. La banda sonora de ese salto cultural fue el Rock & Roll.

En España como sucedió durante todo el siglo XX el salto generacional llegó con un retraso de 20 años y a finales de los 70 y durante gran parte de los 80 en los barrios populares la vida juvenil se envolvía en el punk, el rock y la rumba pop una cultura musical diferente a la que tenían los padres. El desmarque no solo se reflejaba en la música y el estilo de vida si no que también se apoyaba en la vestimenta propia de cada uno de los estilos musicales.

El punk era el más politizado y radical de los 3 géneros, sobre el giraba el universo anarquico, la vida comunal y apartada de las normas sociales tradicionales y una moda pretendidamente descuidada y partidaria del feismo.

El rock era en aquella época energético, era una forma musical que se alejaba de las de la raíz española pero no tenia la carga política y de ruptura cultural del punk.

La rumba-pop, rumba-disco o lolailo fue el género genuinamente de barrio, surgido de la fusión del flamenco y la rumba con los nuevos sonidos disco. La rumba no traía una ruptura social pero era una música donde sus interpretes eran auténticos representantes del barrio y su cultura bastarda y ecléctica. La rumba al contrario del punk no planteaba ninguna alternativa de vida era simplemente una música de raíz que había evolucionado con los nuevos sonidos, fue sobretodo una música para bailar y compartir en grupo. En una época donde la música no era un acto individual, no existían los auriculares, la música aun era un acto colectivo, se podía escuchar en la calle y en algunos casos se generaba en la calle, no se necesitaba de músicos profesionales para crear música, por lo tanto era muy habitual en los barrios como el Carmel ver a un grupo de jóvenes palmear, una forma sencilla de hacer música rítmica y de crear grupo. La imagen de esos años eran los grupos de chicos compartiendo un cerveza de litro, fumando tabaco o hachís y palmeando.

En este vídeo podemos ver la versión actualizada del palmeo, una reliquia que parece que aun se conserva en algunas barriadas.

Los quinquis que eran el equivalente a los pandilleros Americanos de la época del Rock & Roll aquí la banda sonora de las pandillas y de los delincuentes juveniles era la rumba, ellos vivían en esa música y esa música también mitificó a esos delincuentes juveniles que fueron muriendo uno tras otro, algunos murieron por enfrentamientos con la policía y otros por sobredosis acompañando en su muerte a algunos músicos que se inspiraron en sus aventuras delictivas.

En el panteón de los grupos rumberos los grupos más importantes fueron:

Los chichos

Quizás los iniciadores del estilo y los más famosos. Los auténticos patriarcas de la rumba-disco y por lo tanto icono de aquella época.

Ni más ni menos: Estremecedor documento donde se muestra claramente que es la rumba-disco. Pantalones azul celeste de pata de elefante, camisas de pico. Los chicos parecen es este vídeo los Bee Gess, pasados por el filtro de Alfredo landa. Las coristas tampoco tienen desperdicio autenticas “manolis” de barrio, acompañantes de orgullosas de sus choros. también hay que destacar la coreografía, si es que se puede llamar a si a la ausencia de sincronía en el baile. Que más decir, que me encanta.

Son ilusiones. Otro éxito e icono del flamenco-dance. Nuevamente aparecen los chichos vestidos de travoltas ibéricos, pero en este caso lo interesante es escuchas los ritmos disco que acompañan a la canción, la batería, el ritmo del bajo, los rasgueos funkis de la guitarra y el ritmo del órgano eléctrico de fondo.

Campo de la bota. Una de las canciones que acompaño a las peliculas de quinquis de los 80. Pequeña justificación y homenaje a los delincuentes juveniles de la época. El campo de la bota es el barrio de Barcelona donde se crió “el vaquilla” el tótem de los quinquis de los 80. Este vídeo con poca gracia visual muestra el entorno donde se criaban estos jóvenes y forma parte de la película “Yo el vaquilla

Entrevista a los chichos. En esta entrevista se ve realmente cual era la pretensión artística de los chichos y se huele el origen de barrio de los integrantes, que tiempos aquellos en los que los músicos aun no tenían jefes de prensa, se nota. Destaca la frase de Joaquin Prat “Gitanos de los buenos, de los que trabajan”, después del patinazo Joaquin Prat intenta arreglarlo. Esta entrevista es para un articulo antropológico y detrás de ella la canción “mami”, la figura de la madre siempre ha sido un referencia fortísima en los mundos marginales.

Los Chunguitos

Otros de los grandes. A mi entender superiores a los chichos en calidad musical, voz y en la elaboración de las letras. Los chunguitos han dejado canciones más raciales y agitanadas que los chichos, no en vano forman parte de una saga de músicos que sigue dando sus frutos.

Dame veneno. Monumental, ritmo claro de rumba con mezclas de sonido árabe y un bajo que marca el ritmo magistralmente. La letra es totalmente racial, apasionada y trájica. Una maravilla que formo parte de la banda sonora de deprisa, deprisa la película de Carlos Saura sobre el mundo de los quinquis

Ay que dolor. Otro tema enorme de los chuguitos, como se puede apreciar en el vídeo la diferencia de estilo con los chichos se refleja también en el vestuario y la mayor sobriedad en los gestos y coreografía. E l ritmo sigue siendo de rumba y la letra vuelve a ser racial y trajica. ¿Quizás de esta canción surgió la definición de música “lolaila“?

Me quedo contigo. Quizás el mejor tema del género en su vertiente sentimental. Los arreglos musicales son de primer orden más teniendo en cuenta que la canción es de los años 80 y la letra se mantiene a la altura de la música. Lo que no está a la altura es la actitud escénica, no tenían el día. Una maravilla que también forma parte de la banda sonora de deprisa deprisa.

Las grecas

El más famoso grupo femenino de la época y quizás el único. Las grecas eran dos hermanas gitanas que fusionaron el flamenco y el rock.

Te estoy amando locamente. El éxito más grande las grecas, en este vídeo como en el anterior de los chichos se hace evidente la mezcla entre la música y el vestuario de moda en época. La coreografía… pues moverse se mueven.

Estopa

Son los sucesores naturales de la rumba. Criados en Cornellà una ciudad obrera del cinturón metropolitano de Barcelona, han mantenido de manera premeditada la rumba como expresión musical de barrio obrero. Grupo de gran éxito y que cuenta con canciones con una música y una letra mas que aceptable.

La historia de Juan Castillo. Este video contiene un doble homenje, el de estopa a los chichos y el de estos a Juan Castillo un quinqui de la época. La canción una versión de los ochenta de los romances o historias cantadas que antiguamente cantaban los ciegos.

Anuncios