Avispa gigante japonesa

Avispa gigante japonesa

Ya, una avispa gigante, ¿y que?. El elefante africano es más grande que el asiático, la rata más grande que el ratón, el oso de Alaska más grande que el de Asturias. Pero en este caso no se trata solo del tamaño lo que diferencia a la avispa japonesa de la de otros lugares del mundo, veamos más diferencias.

Lo que dan de comer a sus crías.

Las larvas de avispa japones siguen un estricto menú de callos, pero no de ternera ni de cerdo, de abeja. Para dar de comer a los retoños las avispas adultas son capaces de matar a más de 300 abejas en una hora. Una vez localizado el panal una jauría de avispas sumarais se sumergen en una orgía de muerte que dejaría a Hitler como un niño de teta. Una vez despedazadas las abejas, las avispas las revientan para extraer sus entrañas y llevárselas a sus chiquitines.

Lo que comen las avispas adultas.

Se podría pensar que después de matar tantas abejas las avispas deberían aprovechar lo que sus crías no quieren, pues no, demasiado fácil, las avispas se alimentan de la saliva que producen sus crías cuando devoran las entrañas de las abejas.

Como sobreviven las abejas japonesas

Podríamos pensar que en japón no debe haber ni una abeja viva, pues si que las hay, por que las abejas japonesas saben como matar a avispas japonesas, no les clavan sus aguijones, ni las embadurnan de miel hasta que se petrifican, no, lo que haces es cocerlas, ¿cocerlas?, si, cuando una avispa japonesa entra en el panal sobre ella se lanzan, envolviéndola, cientos de abejas. La avispa queda recubierta en un enjambre de abejas que hace subir la temperatura tanto que la avispa muere cocida en el interior del enjambre. Si la avispa llegara a escapar el panal estaría sentenciado ya que la avispa se dirigiría a su colmena en busca de más avispas contra las que ya nada se podría hacer. Este truco no lo conocen las abejas de otros continentes y victimas de la globalización son masacradas impunemente por las eficientes avispas japonesas.

Conclusión

He contado la historia con un poco de humor, pero que unos animales con un cerebro tan minúsculos tengan comportamientos tan sofisticados nos garantiza muchos años de insomnio buscando el por que y el como de la vida y de su evolución, pero vamos avanzando, en japón ya hay un robot que sube escaleras….

Anuncios