Soy de orígenes gallegos, eso marca, pero como me he “mediterraneizado” un poco y en una escalera  el que me conoce sabe si subo o bajo.

Me dedico a la informática desde hace bastante tiempo y como en todas las relaciones de larga duración paso por momentos bueno y malos pero aun no me he dejado vencer por los malos. Me habría gustado seguir siendo diseñador gráfico o director de cine de ciencia ficción o películas intimistas, o escritor suplantador de Borges, Cervantes, Shakespeare o Garcia Marquez, o astronauta en un viaje a marte. En todo caso, lo sustantivo en la vida creo que lo he conseguido.

Tengo mujer e hija, por lo que estoy en minoría de género, pero no me dejo vencer fácilmente.

Mis amigos los cuento con los dedos de una o dos manos, y puedo contar con ellos igual que como con mis manos.

Soy razonablemente feliz, por lo menos en el momento en el que escribo estas líneas.

Anuncios