You are currently browsing the category archive for the ‘Música’ category.

payaso triste

payaso triste

Elisabeth Tylor no quiso asistir al funeral de Michael Jackson por que creía que seria un circo.  Se equivocó, el funeral fue el espectáculo menos “jasksoniano” de los que se podían esperar, resultó ser un funeral, un homenaje al amigo, al hombre de 50 años, padre de 3 hijos y atado a los medicamentos para seguir en un mundo tan poco artístico como el del show business.

Jackson nunca quiso envejecer, pero nosotros tampoco queremos, la diferencia es que la mayoría de nosotros no podemos parar este envejecimiento, pero esperamos, o mas bien obligamos que algunos que se lo pueden pagar si lo hagan, a que siempre sean lo que conocimos. Los Roling Stones abuelos de gira eterna,  AC/DC con Angus Young con 54 años y aun de eterno escolar travieso y pataleante,  Silvester stallone 63 años corriendo balanceado sus ya flacidos músculos por la jungla interpretando John Rambo, Harrinson Ford persiguiendo el arca perdida a los 65 años, Madonna 51 años y aun ejerciendo de treinteañera fatal y discotequera. No se puede envejecer, es feo, no es estético, no viste, queda mal en la foto. No queremos que crezcan y cuando nos obedeen y no lo hacen, los despreciamos y los tachamos de inmaduros y los envidiamos por que querríamos ser como ellos.

Michel Jackson murió seguramente a causa del exceso de medicamentos que le permitirían llegar a represntar  sus espectáculos en Londres, en los ensayos que se grabaron no se ve a un hombre de 50 años, se ve al Jackson de principios de los 90, ¿donde está el milagro? no lo hay simplemente no queremos que crezcan, pero ellos al levantarse por la mañana no ven el personaje de hace 20 años, se ven a si mismos y seguramente se dan cuenta del esfuerzo que deben hacer para ser lo que a nosotros nos gustaría ver.

El funeral salvó a Jackson, pudimos ver que había gente que echará de menos al hombre privado al padre que no verá crecer a unos hijos, que aunque nos extrañe, han perdido al mejor padre del mundo, algo que Michael nunca podrá decir de su padre. Pro que yo creo que su hija no impostó su despedida, realmente ella perdió mucho más que nosotros.

El funeral acabó queda enterrar al rey en algún lugar donde los fans y los curiosos puedan peregrinar y sacarse fotos, ganar dinero con los restos de su obra inconclusa, hacer algún concierto homenaje con fines benéficos en definitiva que siga el show, que nunca pare. Al fin y al cabo nada nuevo,  hace más de 100 años cuando Ruggero Leoncavallo escribió I pagliacci con su famosa aria del payaso que llora por dentro y ríe por fuera más abajo lo podemos ver interpretado por otro monstruo mediático, otra estrella del espectáculo muerta recientemente Luciano Pavaroti el hombre que transformó un arte elitista y minoritario en un espectáculo de estadios llenos. El bufón nos hace reírnos de un mundo que en muchas ocasiones tiene muy poca gracia, nos entretiene por el camino, ¿Quien entretiene al bufón?. Los grandes bufones de nuestra época viven mejor que muchos reyes, pero la mayoría siguen como el payaso llorando por dentro y en este funeral vimos que una vez nos dejan la tristeza gana sitio y algunos echarán de menos al payaso después de desmaquillarse.

Anuncios
Michael Jackson desde hasta

Michael Jackson desde hasta

En el último post transcribi una canción de Silvio Rodiguez sobre la incerteza del día y de todo lo que se mueve y que de manera secreta nos arrastra hacia donde no pensábamos llegar hoy. Ayer en principio un día como otro cualquiera, leí en el http://www.elpais.com, Michael Jackson hospitalizado, cliqué más que nada por curiosidad y al entrar en la noticia el titular cambió a Michael Jackson ha muerto…

Como tantos otros tengo sensaciones contrapuestas con Jackson, admiración, repulsión, pena, compasión, repugnancia. Por lo tanto estamos hablando de un hombre, alguien con diferentes caras, diferentes frentes, distintos hombres dentro de si. Soy de la generación en la que Thriller fue un bombazo, recuerdo que esperamos la emisión del vídeo en televisión con ansiedad y realmente no me decepcionó viví ese momento con los ojos abiertos a todo lo que daban. Ver ese famoso vídeo, me traslada y creo que a muchos más a otra época donde aun era posible el asombro, donde aún eramos susceptibles de ser asombrados. Thriller es también el nombre del álbum más vendido en la historia de la música lo que no es de extrañas si se tienen en cuenta que en el se encuentran canciones como Billie Jean o Beat it.

He compartido con Michael Jackson 40 años, he vivido en su mismo tiempo durante 40 años y a pesar de la lejania vivimos en una época en la que otros seres distantes de alguna manera nos acompañan mientras crecemos, nos admiramos con ellos, nos decepcionamos, les perdonamos, todo de manera virtual pero si cuando su muerte nos remueve algo nunca fueron tan lejanos.

Su forma de actuar fuera del escenario consiguió que dejara de ser un músico para convertirse en una especie de ser contrapuesto a lo que debía ser un adulto, un ser de feria macabra que se asomaba a la televisión para que todos viéramos que ser rico y famoso no era ser feliz, que nosotros eramos mejores que el. Yo fui creciendo pero Jackson no, se quedó en 20 años, unos 2o años muy poco juveniles, Jackson fue una especie de ser mitológico griego en el siglo XX, una concentración de neurosis, de su vida se podría hacer el relato de todo lo divino y perverso del fuerte y del débil, del genio y del estúpido.

Como artista creo que inventó lo que es el gran concierto moderno, el convirtió un concierto en un espectáculo mayúsculo en una actuación donde la música tenia que compartir su espacio con las coreografías imposibles, sobre actuadas, poco creíbles pero impecables como espectáculo, los conciertos de Michael Jackson eran genuinos, autenticos. Jackson era un genio musical, supero en cierta manera a su referente James Brown, un ser que en otros sentido estaba en sus antípodas, pero al igual que Brown era un obseso de su profesión un perfeccionista y un hombre con un don, quizás un único don el de generar música no solo con la voz y los instrumento si no con su cuerpo. Jackson era como un pez en el escenario, fuera de el se ahogaba y perdía toda la gracia que tenia en su medio.

Yo también soy un obsesivo, alucinado como estaba con el moonwalker lo primero que hice cuando conseguí un vídeo de Michael Jackson fue repetir y repetir a cámara lenta su famosísimo paso de baile, lo repetí semanas hasta hacerlo sin pensar y conseguir vacilar en las discotecas con el, la gente que me veía alucinaba con esa mini imitación de Michael Jackson y supongo que al igual que yo con Jackson tenia hacia mi un sentimiento de admiración y de pena.

Ver a ese niño superdotado cantar y bailar produce una sensación ambivalente, por un lado de admiración y asombro como un niño puede tener esa capacidad rítmica, esa forma de llegar al público que no puede ser ni aprendida ni transmitida, por otro lado era un niño que trabajaba en lo que le gustaba pero al fin trabajaba, algo incompatible con ser niño.

De ese niño a thriller pasaron muchas cosas pero la más importante es que los hermanos y los padres ya no estaban, Michael se convirtió en el nuevo Michael Jackson una especie de pigmalion de el mismo, a partir de ahí el cincel se descontroló y cada nuevo golpe de cincel era dejar atrás el hombre y dar a luz a la caricatura al clown. El camino hacia el disdibujamiento, el descrédito y la repulsión fue cada vez más evidente y el brillo del rey era ya el del dueño de un imperio derrotado y al fin crepúsculo de los dioses.

Al fin la muerte deja 3 huerfanos que quizas ya lo fueron en vida de su padre, deja una imagen menos brillante del rey del pop, pero salvada por la campana. La muerte ha venido al rescate de Michael Jakson para que la vejez que esquivaba no le haya llegado a alcanzar y le ha empujado ha entrar por la puerta de las leyendas de los seres que recordaremos jóvenes. Murio el hombre y el monstruo no es casual que el tubiera en su casa el esqueleto de otro mostruo del espectáculo, el hombre elefante.

Antonio Vega

Antonio Vega

Antonio Vega compuso, mientras hacia la mili en Valencia una canción. Era el invierno 1987 me despertaron a las 2 de la madrugada de una litera del cuerpo de guardia habitada por insectos, sueño y ganas de estar en otro lado. Me dirigí en un grupo de tres a relevar a la guardia. Aun recuerdo el olor a frío húmedo en el tres cuartos verde oliva. Dos horas de frío y noche son muy largas. Se veían algunas luces encendidas en los edificios de enfrente, yo intentaba imaginar que vidas corrían en esas ventanas, que historias las habitaban, como seria mi vida futura fuera del cuartel. En lo inacabable de la guardia , sonó en mi radio, la canción que compuso el soldado Antonio, sus sonidos y letras me sacaron durante dos minutos de esa garita, y me llevaron junto a una casa con jardín, compartido con una chica de cabellos dorados, salí mientras sonó de ese micro mundo que durante un año sería la concreción de lo absurdo, el peaje obligado de la adolescencia a la edad adulta, un rito iniciatico que ya no se estila, pero que enseña en que consiste lo que se avecina. Aun a veces siento un recuerdo casi físico de lo que sentí al escuchar la canción que más tarde supe que era “chica de ayer“.

Asistir a un concierto de Antonio Vega era pensar siempre en que esa podía ser la última vez en que se podría escuchar a ese músico, que se reconocía ya consumido y afilado aun en la distancia del escenario. Cantaba con la cabeza gacha, mirando el suelo a una enorme distancia del público, abstrayéndose a lo que había enfrente. Extraño contraste la excitación del público y el aislamiento del músico. Antonio Vega se mantenía a una distancia descomunal de lo pasaba fuera de el. Recuerdo en el descanso de ese concierto verlo a un lado del escenario tomando, también con la cabeza gacha y solo, una coca cola, se le acercaron algunos de sus músicos y le dieron unas palmadas de ánimo, casi de consuelo, tranquilo, ya queda menos para acabar, es cierto lo era cada día, quedaba menos tiempo para acabar.

Queda de el la música que a veces me envuelve: Hablando de ellos, la última montaña, San Antonio, océano de sol, lucha de gigantes, palabras, materia oscura.

Feliz vuelta al principio de todo Antonio, nos veremos en algún lugar del universo y gracias por el rescate de aquella noche.