Ingredientes

  • Higos
  • Escarola
  • Manzana
  • Jamón york

No solo e verano es tiempo de ensaladas, el invierno también se presta a la ensalada pero de ingredientes de esta temporada.

Preparación

Cortar y lavar la escarola, cortar los higos en cuartos mezclaros con trocitos de manzana y taquitos de jamón york. Una vez mezclados aderezarlo con abundante aceite, vinagre balsámico y un poquito de sal. podemos rematar la ensalada con unos hilillos de miel.

Esta ensalada mezcla el amargor de la escarola y la dulzura de los higos, la acidez de la manzana y el sabor suave del jamón de york. Es un bonito juego de contrastes y texturas.

A disfrutarla.

Dejar los problemas en el trabajo es parte del quiero y no puedo de la mayor parte de los condenados a ganarnos el pan, pero siempre hay un truco, un engaño que nos ayuda a conseguir nuestros pequeños grandes fines, pera este también lo hay.

Antes de salir de tu lugar de trabajo ordena tu mesa, limpia de papeles tu escritorio, tira los que no necesites, guarda en una carpeta los proyectos a largo plazo y apunta todo lo que debes hacer al día siguiente.

Al ordenar tu mesa librarás de ruido tu escritorio, de elementos que te distraen, este te dará más sensación de paz y de haber finalizado el trabajo. La superficie vacía y ordenada nos tranquiliza y relaja.

Realmente necesitamos mucho menos de lo que creemos, es mejor por lo tanto guardar todo lo que no necesitamos inmediatamente, de esta manera dispondremos de más espacio para trabajar con lo que realmente es urgente y necesario. Siempre recordaré la frase de un profesor mio de dibujo, al ver mi mesa llena de cosas y el poco espacio que tenia para dibujar me la hizo ordenar y me dijo “trabaja a tu favor, trabaja a gusto y con espacio”

Apuntar lo que tenemos que hacer al día siguiente nos ayudará a irnos a casa sin la sensación de dejarnos algo. Cuando volvamos al día siguiente no necesitaremos recordarnos de nada ya que todo habrá quedado apuntado.

Para los que trabajamos con ordenador mantener limpio de iconos y carpetas nuestro escritorio también favorecerá y acrecentará nuestra sensación de paz.

Todos estos pequeños trucos pueden hacernos conseguir esto tan difícil que es dejar el trabajo en su sitio, lejos de nuestra casa, nuestro lugar de descanso.

Foto de filloas gallegas

Filloas gallegas

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 1/4 kilo de harina
  • 2 huevos
  • Sal
  • Tocino o manteca de cerdo

Preparación

Se baten los huevos y posteriormente se añade el agua. Seguidamente se incorpora la harina poco a poco, de esta manera se irá mezclando mejor con el agua. Se añade sal al gusto. Se bate bien todo la mezcla hasta que quede una masa entre líquida y espesa.
Se deja reposar entre media hora y una hora para que la harina quede totalmente disuelta, aunque si hay prisa se puede prescindir de este tiempo de reposo.
Tras el reposo se dispone una sartén bien caliente y se unta en ella el tocino o la manteca, este paso tiene una doble finalidad de que la filloa no se pegue a la sartén y que también le dará un sabor diferente al crep donde se emplea para este fin la mantequilla.

Se engrasa la sarte con tocino o manteca de cerdo
Se vierte sobre la sartén un cucharón sopero de la masa cuidando de que esta se esparza por toda la superficie de la sartén. En cuanto el borde de la filloa quede dorado se puede dar la vuelta y dejarlo dorar un poco por la otra cara.

Con un cucharon de sopa se vierte y esparce la masa

La filloas se disponen sobre un plato una encima de la otra, este proceso nos permitirá que se mantengan calientes durante más tiempo.

Filloa lista para servir

La filloa se puede comer sola o acompañada de miel, crema de cacao, queso fino, etc. Al ser un alimento donde abunda la harina caso todas las combinaciones son posibles.

Diferentes variantes de filloas

Con leche en lugar de agua.
Nos dará una combinación un poco más fina y dulce.

Con caldo en lugar de agua.
Nos dará una filloa mucho más sombrosa y con carácter, esta combinación nos irá mejor si queremos comer la filloa sola.

Con cerveza en lugar de agua.
Si puede ser con estrella galicia ;).

Con mantequilla o aceite en lugar de tocino.
La mantequilla nos dará un sabor y un aroma más dulce, el aceite es una versión intermedia entre el tocino y la mantequilla.

Feixos.

Un feixo es una filloa donde el agua o la leche es sustituida por sangre de cerdo. Es un plato exquisito sobre todo hasta que uno ve como se realizan. Recuerdo una navidad que fui a Galicia en época de matanza, mi madre llegó con un cubo hasta arriba de sangre de cerdo, con una parte se hicieron morcillas y con otra feixos, desde entonces los he probado menos pero realmente es un plato exquisito para quien no tenga remilgos.

Curiosidades

La filloa entra dentro de la cocina popular gallega, la cocina que se crea a partir de que se encuentra a mano en una época en la que los únicos alimentos que se compraban de fuera era la sal y el aceite. Del cerdo surgía el tocino o la manteca para engrasar la sartén, del trigo o el maíz la masa y de la gallina los huevos. Las filloas quitaron el hambre de muchas generaciones de gallegos en una época donde el objetivo del día a día no era otro que poder comer.

Dibujo de los diferentes tipos de abejas

tamaño de la abeja reina en relación al resto de abejas

Una colmena puede tener unas 30.000 abejas, de ellas la mayoría son hembras infértiles o abejas obreras y el resto machos improductivos o zánganos. De todas las larvas de las futuras obreras una de ellas será elegida para ser la reina, no se conoce el criterio de esa elección pero una abeja reina es una obrera que a sido alimentada mediante jalea real, una sustancia que segregarán las abejas obreras encargadas de alimentar a la reina.

A partir de la misteriosa elección de la futura reina se producirán varios cambios en la vida de la hasta hace unos instantes simple abeja obrera:

  • No se desarrollará en una celda exagonal, si no es una especie de envoltorio más amplio en en forma de cacahuete.
  • Se alimentará con un compuesto que las abejas obreras le producirán solo para ella, la jalea real.
  • Será la única hembra fértil de toda la colmena.
  • Vivirá 10 veces más que el resto de las abejas.

Detrás de la abeja reina hay por lo menos 2 misterios. ¿Que es lo que hace que las abejas obreras elijan a una de ellas como reina?. ¿Que contiene la jalea real para hacer que la abeja reina viva 10 veces más que sus congéneres?.

La abeja reina es la concreción de un pequeño cuento de hadas animal, un pequeño misterio. La elegida entre las obreras, una cenicienta tocada por una varita mágica. La reina madre en un país donde todos son sus hijos y súbditos, si es que las abejas tienen súbditos. La ungida, la elegida por un algo que le hará vivir mucho más tiempo que el resto de abejas.

Un hecho que seguramente tendrá una explicación científica y también tiene una cara mágica, una magia que no forman parte solo del mundo de la fantasía. Algo tan asociado al trabajo sin descanso como una colmena contiene unos misterios que sobrepasan el nuestro entendimiento, los mecanismos que mueven a un ser tan pequeño pero tan complejo como una abeja aun quitan el sueño a algún científico.

La socorrida cafetera italiana

El café matutino nos abre los ojos a un mundo más bonito o más feo, pero quizás si el café es bueno quizás veamos el vaso medio lleno. La típica cafetera italiana se ha de limpiar periódicamente son el fin de que nos pueda dar un sabroso café.

Para limpiar una cafetera no se debe usar ni un esponja ni jabón, simplemente es necesario añadir una cucharada sopera de ácido cítrico a la cantidad normal de agua y ponerla al fuego como si fuésemos a hacer café. Al cabo de 30 minutos se debe volver a hacer una cafetera pero esta vez solo de agua.
En lugar de usar ácido cítrico también se puede usar vinagre. El vinagre también es un ácido y uno de sus componentes es ácido cítrico.
Por último también podríamos utilizar una cucharada de bicarbonato mezclada en agua

Limpia!

Lata de aceitunas rellenas

Una oferta de carrefour

Una lata de 350 gr de aceitunas rellenas: 54 céntimos.

Cultivar las olivas, recogerlas, elaborar la aceituna, pescar la anchoa, salarla, trocearla, introducirla en la aceituna, enlatarla, hacer la lata, imprimir la grafía, trasportarla hasta la factoría, transportarla a la tienda, colocarla en la estantería, promocionarla. Abonos, gasóleo, plástico, metal, peces, vegetales, obreros, empresarios, papel, tinta….

De estos 54 céntimos todos se llevan una parte. ¿tan poco vale un producto que tarda un año en hacerse?¿como se puede ganar la vida el agricultor? ¿que métodos de cultivo son necesarios para que salga a cuenta vender por ese precio? ¿lo que comemos vale lo que cuesta?

Todos queremos pagar lo menos posible, pero cobrar lo máximo por nuestro trabajo. Imposible, insostenible, contradictorio. Comprar barato pagar poco y tirar buena parte de lo que se compra. Mis abuelos ahorraban para comprase unos zapatos, ahora solo es necesario un día o menos de trabajo para comprarse unos zapatos. Sin embargo, ¿cuantos zapatos son necesarios vender para que el obrero que los hizo pueda vivir?

Unos zapatos que nos duren unos años, hechos por alguien que conoce el oficio. Un buen trozo de carne de un animal que haya comido lo que se imagina un niño que debe comer ese animal. Una pieza de fruta que sepa, que huela a fruta, de la que se pueda comer la piel. Un pollo haya conocido la diferencia entre el día y la noche. Nada de esto es barato, Sin querer volver a las cavernas, me pregunto ¿Que es mejor mucho o bueno?

Lo barato, creo, sale caro.

Ingredientes

  • medio pepino
  • 1 aguacate
  • 1 pimiento verde
  • media cebolla
  • 1 ajo
  • perejil
  • menta
  • 1 yogourt

Preparación

La receta es muy sencilla y nos servirá para acompañar patatas. Se trituran todos los ingredientes mencionados, se añade algo de sal y pimienta el gusto y se dejan un par de horas en la nevera para que maceren.
Solo son necesarias las patatas para servir de base a la salsa.

curiosidades

La cocina maestra de las salsas es la francesa, en esta cocina es más importante la salsa que el elemento al que acompaña. En su origen las salsas servían para ocultar el sabor de los alimentos, que en la mayoría de las veces ya estaban pasados y habían dejado de estar en su punto optimo.

Las salsas con picante tenían aparte del anterior cometido, el de hacer más digestivos y ocultar aun más el sabor de estos alimentos.

Juan Marsé, Carlos Barral, Jaime Gil de Biedma y José A. Goytisolo

Juan Marsé, Carlos Barral, Jaime Gil de Biedma y José A. Goytisolo

Pocos deben ser los hombres que no buscan la felicidad, esa palabra tan complicada de definir y que tanta gente ha intentado explicar con muy relativo éxito.

El día que nació mi hija Laura escogí partidarios de la felicidad para amenizar la espera y los ratos muertos y más allá de eso como una especie de sortilegio o augurio para el espíritu vital de la nueva niña que venia al mundo. La felicidad es tal como comenté más arriba un bien deseado, quizás el más deseado y es esto tan cierto como que hasta los poetas, esos seres proclives a la melancolía y a los claroscuros del vivir, al fin son partidarios de ella, o por lo menos eso nos intentó decir Carme Riera en el libro dedicado a los poetas catalanes de los 50, o lo que es lo mismo, los poetas Españoles de los 50 si incluyésemos al enorme Angel Gonzalez.

Mi modestísima afición a la poesía nació de uno de los poetas más destacados de esa generación, Jaime Gil de Biedma, autor a su vez del poema canción de aniversario, poema que contiene la frase que da nombre al libro. A partir de Gil de Biedma entré en la poesía y de su mano en los autores de la generación de los 50, partidarios aparte de la felicidad, de una poesía en la que las palabras usuales del lenguaje hablado se arman para crear poesía.

La mayoría de los poetas de la generación de los 50 eran amigos y al pasar de los años unos se fueron enterrando a otros. El primero en ser enterrado fue, a los 21 años, Jorge Folch. De el es esta poesía, leída tantas veces desde que la descubrí.

A los neuróticos

Vedme: tengo ajustadas las mandíbulas,

y recta la nariz entre los ojos

de acero azul. Me llamo Creso Livio;

mi padre fue pretor de Tarragona

y era romana la robusta virgen

que le dio el mediodía de su vientre

y a mi la sangre blanca de sus pechos.

Superviviente soy de la patricia

raza de los felices; de la muerte

sé nada más que es, y sólo pido,

a su llegada, un buen telón de fondo.

Hay suficientes parras en mis párpados

para dormir al sol, si me parece.

Y no falta el afán de mi colmillo

-de mujer, de caballo o de ternera-

un pedazo de carne cada día.

Jorge Folch murío ahogado accidentalmente en una cisterna a los 21 años. No se si el imagino este final como un buen telón de fondo, en todo caso el telón corrió para su vigorosa poesia.

Peras con queso azul y nuez gratinada

El último paso, se gratina la nuez

Las peras sieguen madurando una vez cogidas del árbol. Por lo tanto no las deberíamos dejar demasiado tiempo en una frutera.

Si un día nos despistamos he aquí un truco para aprovechar estas peras maduras:

  • Llenad el corazón de una pera con queso azul chafado.
  • Tapadlo con una capa de nueces picadas.
  • Ponedlo unos minutos a gratinar en el horno.
Una pera madura

Antes de tirar una pera madura se puede aprovechar

Peras peladas y sin corazón

Se pekan las peras y se les quita el corazón

Pera con el corazón relleno de queso azul

Una vez vaciado el corazón de la pera se rellena con queso azul

Peras con queso azul cubiertas con nuez

Una vez rellenado el corazón con queso azul se cubren con nuez

Si disponéis de plátanos también podéis hacer un batido con la misma cantidad de plátanos y peras, un poco de leche, canela en polvo y preparaos para un maravilloso “batido canario”.

La pera es una fruta muy adecuada para perder peso y reducir el ácido úrico. Como en la mayoria de las la piel contiene gran cantidad de vitaminas pero tambien como la mayoria de las frutas de cultivo no ecólógico es tambien donde se encuentra la mayor cantidad de productos químicos, por lo tanto es mejor pelarla a excepción de que sea ecológica.

Verano, calor, descanso, sombra

Verano, calor, descanso, sombra

Algunas veces percibimos que lo que vamos a vivir es diferente que lo hemos vivido hasta ahora o que a partir de ahora algo ya no será igual o parecido a lo anterior. Este verano es uno de esos momentos que recordaré como una muesca, referencia o frontera entre el antes y el después.

Desde mitad del siglo pasado los que habitamos la parte rica del mundo tenemos un tiempo del año que podemos dedicar al hedonismo a la ausencia de “sobre-obligaciones”, las vacaciones, dentro de este periodo que normalmente cae en verano nos dedicamos a romper con nuestra rutina e instalarnos en otra nueva, la rutina del paso improductivo y amable de las horas, la de obtener la recompensa del trabajo que ya no solo nos sirve para comer sino también para pagarnos nuestro tiempo de vivir “a lo grande”, despreocupadamente.

El verano era la época en la que todo lo bueno podía pasar, donde las costumbre y los cuerpos se relajaban y con ellos las mentes arrastraban a los cuerpos a historias de amor de verano, donde los aviones y los trenes nos llevan a paisajes que nos ofrecen su cara más luminosa, amable y de ellos nos llevamos la ilusión de que los conocemos su tierra y la vida de sus gentes. El calor nos libera de ropa y nos deja más al descubierto. Los frutos han madurado y se nos ofrecen sin los trabajos del invierno. El sol gobierna tirano y nos hace esperar con gozo la noche tibia y fresca.

Todos los veranos indulgentes pasaron. El del 2009 fue el primero de los que se serán los últimos, el primero sin alguien por el que estoy en el mundo.

Ahora se que el verano no es la época que nos trae calor y vacaciones si no que verano son todos los días en los que nos podemos valer por nosotros mismos y en los que los que queremos también se pueden sostener sin sufrir en demasía, los días en los que no pasa nada y en los que podemos ser sin cuidado son verano.

Vienen otros veranos quizás queden los mejores, pero ya en ninguno creo que tendré la sensación del verano de los niños, del verano infantil. Ya nos hemos hecho mayores.

No volveré a ser joven

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

“Poemas póstumos” 1968

Jaime Gil de Biedma